Química aromática

Llovía y hacia mucho frío, o hacia mucho calor, de ese pegajoso, no lo recuerdo, solo se que en mi interior tronaba, nada encajaba, normal estaba destrozado, iba caminando despacio, cabizbajo, mirando como arrastraba un pié, y luego el otro le seguía a regañadientes,  y al levantar la vista me encontré con tu mirada, identifique unos ojos que proyectaban una tristeza superior a la mía, otra alma destrozada, pero aún así me sonreiste, y en ese segundo que duró una eternidad, sentí una conexión, hablamos, reímos, lloramos, tomamos café, bailamos, nos ilusionamos, tomamos cerveza, y volvimos a reir, y de repente ya no estabas, seguí caminado y te di las gracias,ahora  iba sonriendo, pues ya sabía que me estaba recomponiendo por dentro para que alguien me pueda destrozar otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s