A propósito de los amigos cuadrupedos

Hoy tenia peluquero, yo no, aunque me toca pronto, sino Oby, así que otra vez a coger el metro, y cargar al bicho en brazos, y otra vez esa señal al entrar en el metro, de prohibido perros, a no ser que sean en sus jaulas, y por supuesto los guía, yo tengo una jaula, pero el Oby se estresa mucho y no compensa, y claro uno tiene esa sensación como si se colara en el metro, y un pensamiento, si mi perro fuera grande, que hago, no puedo entrar nunca en el metro, me parece injusto.

En Alemania,  no hay este problema, los perros y las bicis, pagan su billete como una persona mas, y entonces nadie te puede decir nada, pues aquí debería ser igual, una TGos o una T4-potes,  igual que con las bicis, y todos tan felices.

Anuncios

Un pensamiento en “A propósito de los amigos cuadrupedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s