A propósito de “lights Out”

Hace unas semanas que vuelvo a ver Arucitys, y el otro día estaba Toni de la Torre, en la sección de series, y habló entre otras de,

El declive de Patrick Leary, y la dejo muy bien, y yo pensé, de boxeo… no se.

Pues el domingo la estrenaron, en Fox, y un servidor de casualidad vio el piloto, y me encantó, os la recomiendo cien por cien, y recordé como la había descrito Toni, que era de 13 capítulos, y que el final te deja KO!!!

Por cierto nada como tomar un café, para reflexionar meditar y consultar sobre los cambios de la vida

Anuncios

A propósito de Troya

El otro día, cuando hablo del otro día, me refiero al martes por la tarde, estaban dando Troya por TNT.

Luego, una semifinal perdida después, en el metro no paraba de pensar en la peli y en el partido, quizás al Barça le habían tocado en su talón de Aquiles, quizás sin creerlo el Barça se creía infranqueable, tanto como para dejar tirar un penalty a quien no es un experto, y aunque herido mortalmente por su falta de puntería, siguió fiel a su juego plantando batalla, y mientras saqueaban nuestro templo unos hombres que deshonraron al futbol en post del antifutbol y Torres, dió el toque drámatico final.

Si alguna vez cantaran mi historia, cuenten que caminé entre gigantes, Los mourinhos y cristianos brotan y se marchitan como el trigo invernal, pero estos nombres nunca morirán. Cuenten que viví en los tiempos de Iniesta, domador de balones, cuenten que viví en los tiempos de Messi

 

A propósito de los amigos cuadrupedos

Hoy tenia peluquero, yo no, aunque me toca pronto, sino Oby, así que otra vez a coger el metro, y cargar al bicho en brazos, y otra vez esa señal al entrar en el metro, de prohibido perros, a no ser que sean en sus jaulas, y por supuesto los guía, yo tengo una jaula, pero el Oby se estresa mucho y no compensa, y claro uno tiene esa sensación como si se colara en el metro, y un pensamiento, si mi perro fuera grande, que hago, no puedo entrar nunca en el metro, me parece injusto.

En Alemania,  no hay este problema, los perros y las bicis, pagan su billete como una persona mas, y entonces nadie te puede decir nada, pues aquí debería ser igual, una TGos o una T4-potes,  igual que con las bicis, y todos tan felices.

A propósito del insomnio

Llevo unos días, desde el cambio de hora, que me cuesta dormir, será por que me hago mayor…

La cuestión es que cuando uno se cansa de dar vueltas por la cama, cual spin electrónico, pues suelo ponerme la radio, dado esto, he descubierto un programa, Que feu que no dormiu, el cual es un pupurri, de cosas, donde se habla de cine, música, libros, humor, y ayer etrevistaban a Jordi Panyella, por el libro “Felix Millet el gran impostor”. dijo varias cosas que me dejaron sorprendido, pero a lo que voy,  comentó que cuando entrevisto a a su hermano, Xavier Millet, le explico una anécdota, que cuando eran pequeños, cuando se acercaba el cumple de Felix, pues compraba caramelos, para los compañeros de las escuela, pero le decia a su hermano, que si queira que se los venida, y una vez este se los compraba, se ponía a llorar como un histérico, diciendo que no podría dar caramelos a los compañeros y que le devolviera los caramelos, entonces Xavier le decía vale devuélveme el dinero y el Felix decía que no, que quería los caramelos pero que el dinero era suyo, y se ve que si no se salía con la suya armaba un cirio que para que…

Cuando llego al Palau, lo primero que hizo fue amueblarse su despacho, con unos muebles que ya tenia, pero paso la factura al Palau, como si los hubiera comprado… y lo de la boda ya fue el súmun.

Después de escuchar esto me asaltó un recuerdo, de un día en Peoria, hablando con Deana, que explicaba, que sus amigos no habian cambiao desde que eran pequeños, si eran mayores, pero se comportaban igual que en la guerdería, el que era timido, seguia siendo tímido, el que juega con ellas, y con las muñecas, ahora también…

Entonces,¿ nacemos con el carácter que nacemos y punto?¿ Podemos cambiarlo o en entorno nos puede hacer cambiar?